El cuerpo y cerebro de las ciudades futuras #NoticiasESCAT #ARQUninter

logo-escat

 

 

 

Snøhetta ha publicado imágenes de su propuesta para un centro de datos sustentable llamado “The Spark” (La Chispa). El proyecto busca abordar la típica tipología -de alto consumo de energía- del centro de datos, transformándolo en un “recurso productor de energía para que las comunidades generen sus propio poder “.

La propuesta es adaptable para un amplio rango de contextos y se puede escalar para cualquier ubicación en todo el mundo, abasteciendo las ciudades conectadas con la energía del exceso de calor del centro.

"The Spark"

“The Spark”

“The Spark” se diseñó en respuesta al crecimiento exponencial del uso de datos digitales globales, con una demanda mundial de almacenamiento de datos que va a alcanzar los 44 zettabytes (21 ceros) hacia el 2020. Aunque se considera que flotan en “la nube”, en realidad los datos se alojan en una red global de centros de datos que consumen mucha energía, a menudo construidos en un aislamiento seguro del entorno urbano, mientras que están conectados a las ciudades a través de una red de cables de fibra óptica.

Fibra óptica

Red de cables de fibra óptica

El proyecto vuelve a imaginar la tipología del centro de datos como una parte integral orientada a la comunidad de las “Power City”, ciudades energéticamente positivas que producen más energía de la que consumen durante toda su vida. El equipo de diseño describió a “The Spark” como “el cuerpo y el cerebro” de las “Power Cities”, con el cerebro representado por el almacenamiento de datos -y el potencial de los sistemas inteligentes urbanos basados en datos- mientras que el cuerpo representa el concepto de energía circular del centro de datos.

El concepto de energía circular de “The Spark” produce una analogía de la sangre que viaja a través del cuerpo humano, con la energía del centro de datos que circula a través de los edificios y la infraestructura. Después de perder calor gradualmente en escuelas, departamentos, instalaciones deportivas y hospitales, la energía vuelve al centro de datos y se enfría de manera eficiente.

Concepto

Capaz de reducir el consumo de energía de los centros de datos en un 40%, en un mundo donde el 2% de las emisiones globales de efecto invernadero provienen únicamente de los centros de datos

La propuesta se basa en materiales de baja energía incorporada, como la madera que rodea un núcleo estructural hecho de piedra local que propone una variación estética dependiendo de la ubicación.

Para desarrollar el concepto, Snøhetta trabajó en colaboración con el desarrollador inmobiliario MIRIS, Skanska, Asplan Viak y Nokia. El primer estudio piloto se ubicará en Lyseparken, Noruega, donde la viabilidad de “The Spark” se probará en un sitio real. Si esto tiene éxito, Lyseparken puede ser la primera ciudad con energía positiva en el mundo. El proyecto se une a otra importante inversión en centros de datos por parte de Noruega, con el centro de datos más grande y seguro del mundo que se construirá en la parte norte del país.

Fuente: snohetta.com

Universidad Internacional Uninter

Licenciatura en Arquitectura

Universidad Internacional