Películas de 2017 donde la moda es (casi) tan importante como el argumento #NoticiasESCAT #LDMUninter

logo-escat

 

 

 

Porque la moda puede ser una poderosa razón para ir al cine, te presentamos una selección de películas que el pasado año convirtieron el celuloide en una pasarela.

La Bella y la Bestia

La Bella y la Bestia

La oscarizada diseñadora de vestuario inglesa Jacqueline Durran supera el difícil reto de traer al presente el vestuario de una de las películas más queridas de nuestra infancia. La nueva Bella de Emma Watson, que participó activamente en la concepción de su personaje, se reinventa en heroína feminista, lo cual se refleja en una ropa más cómoda y adaptada al movimiento, prescindiendo del corsé e incluyendo botas para caminar y grandes bolsillos en los que guardar sus amados libros.

Blade Runner 2049

Blade Runner 2049

Blade Runner 2049

35 años después de su estreno, la estética punk con toques glam del vestuario de Michael Kaplan y Charles Knode para Blade Runner que marcó una década, sigue siendo una fuente de inspiración para los diseñadores.

Renée April asume la tarea de retomar su legado estético en la secuela dirigida por Denis Villaeneuve con Ryan Gosling como protagonista. La visión del director estaba clara: “En la primera película estaba lloviendo y era oscuro, pero ahora está lloviendo y nevando tóxico de manera brutal”. Complementos maxi, abrigos oversize, tonos neón y plástico evocan la estética retro-futurista de los trajes en los que un día se enfundaran Harrison FordDaryl Hannah y la icónica Sean Young, con un aire aún más oscuro y claustrofóbico (si cabe).

Esta temporada en que la moda se encuenta inmersa en la penúltima revisión de los ochenta, Blade Runner 2049 es una de las cintas que toda fashionista debería ver.

Baby Driver

Baby Driver

Baby Driver

Vestuario creado por Courtney Hoffman un thriller con tintes de comedia musical que transcurre sobre ruedas a toda velocidad. La ropa, el maquillaje y los cortes de pelo están imbuidos de estética trash: urbana, casi hortera, con un toque canalla y callejero. La bomber que lleva el protagonista durante toda la película le convierte en un moderno rebelde sin causa, al más puro estilo de James Dean.

Sin duda, una fuente de inspiración para la temporada.

Okja

Okja

Okja

La diseñadora Catherine George se basó en la estética de Ivanka Trump y en el power dressing de los ochenta mostrado en películas como Armas de mujer, reinterpretado en versión minimal, utilizando colores pastel y detalles orientales.

FASHION SPOILER: En una de las escenas, Tilda Swinton luce un vestido de Chanel de la colección Resort 2015 inspirado en el traje tradicional coreano.

Atomic Blonde

Atomic Blonde

La diseñadora Cindy Evans se inspiró en las célebres fotografías de Helmut Newton. Además, visitó tiendas de segunda mano europeas para conseguir prendas auténticas que utilizar en la producción. Como consecuencia, consiguió un look glam con tintes punk ultrafashion que eleva la película a otra dimensión estética.

Un deleite y una inspiración para cualquier amante de la moda que disfrute descifrando referencias a la cultura pop.

Por cierto, todo ello aderezado con una magnífica banda sonora repleta de éxitos de los ochenta.

Fuente: Vogue España

Universidad Internacional Uninter

Licenciatura en Diseño de Modas y Tendencias Internacionales

universidad-internacional