El viaje de la impresión 3D: del edificio icono a la construcción social. #ESCAT #LADDUninter

logo-escat

 

 

Aunque parezca muy novedosa, la impresión 3D es relativamente antigua. Dio sus primeros pasos en la década de 1980 y ha ido madurando hasta florecer en estos últimos años. Es una herramienta idónea para restaurar zonas devastadas por desastres naturales y barrios marginales.

impresion3d3

Parque Castilla-La Mancha de Alcobendas, Madrid España

La construcción 3D frente a los métodos tradicionales puede reducir hasta un 35 % los costes en producción de una vivienda, tanto de tiempo como de mano de obra. Otra gran baza es la sostenible: reducción de residuos y de la energía asociada al transporte, mientras que en la construcción tradicional hay mucho material sobrante, “con la impresión 3D no se requieren moldes y se optimiza la cantidad de material necesario, así que se pueden crear estructuras mucho más ligeras, y edificios más eficientes y orgánicos que se ajusten mejor a sus propósitos.

impresion3d1

Parque Castilla-La Mancha de Alcobendas, Madrid España

Además, la impresión 3D puede ayudar a los más necesitados, más allá del lujo de disponer de un segundo domicilio, todas estas ventajas indicen de forma directa en quienes más necesitan un hogar. “Puede ser realmente útil para reconstruir áreas después de un conflicto, restaurar edificios y mejorar barrios marginales”, también se han desarrollado unos drones capaces de imprimir en 3D mientras vuelan, que podrían ser enviados a zonas peligrosas después de un terremoto o una inundación.

Fuente: Technologyreview

Universidad Internacional Uninter

Licenciatura en Animación y Diseño Digital


universidad-internacional