La ergonomía es vital para la productividad #NoticiasESCAT #IISCAUninter

logo-escat

 

 

 

Pasar ocho o nueve horas sentado en una de esas incómodas sillas de oficina puede acarrear serios problemas para la salud, desde lesiones en la muñeca hasta dolores cervicales.

Los que trabajan con la mirada fija en un ordenador durante todo el día están expuestos a sufrir alguna dolencia de este tipo a lo largo de su vida.

Malas posturas de ergonomia

El problema es serio. Cerca de un 24% de los trabajadores de la Unión Europea reconocen haber sufrido dolores de espalda por motivos relacionados con su ocupación laboral, según refleja un estudio realizado por la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA en sus siglas en inglés). Un dato que demuestra la importancia de acondicionar de forma óptima el lugar en el que pasamos unas 1.695 horas de media al año, tal y como recoge la OCDE en su informe anual.

De acuerdo a un estudio realizado por Health and Safety Executive, se estima que en el año 2017 se perdieron 8.9 millones de días laborables debido a problemas musculoesqueléticos en Gran Bretaña.

Dentro del número total de días perdidos relacionados con el trabajo representan alrededor del 44% por problemas de espalda alta, con trastornos de la espalda alrededor del 36% y espalda baja es del 20%.

Actualmente con el constante uso de las herramientas tecnológicas, como tablets y laptops, genera posturas incorrectas en los usuarios.

Esto puede ocasionar dolor de espalda y cuello, tendinitis, el síndrome del túnel carpiano o vibraciones de la mano o brazo, sin mencionar molestias en hombros y piernas e incluso dolor de cabeza. Todos ellos derivando en incapacidades que cuestan millones de pesos anualmente.

oficina con muebles ergonomicos

Pero la ergonomía no se limita solamente en la postura del cuerpo, ya que incluso se extiende hasta llegar al cuidado ocular. Generalmente, cuando se realizan actividades dentro de los espacios de trabajo, se requiere de mayor esfuerzo para enfocar y ver correctamente, por lo que se debe contar con una adecuada iluminación. Si ésta es deficiente, contribuye a la aparición de fatiga y deficiencias visuales.

Estudios de la empresa mencionada confirman que, a los 60 años, se necesitará más iluminación que a los 20 en un espacio de trabajo.

Los productos ergonómicos han demostrado que además de ser herramientas de trabajo, son una fuente de beneficios que a largo plazo puede ayudar a los colaboradores a tener una mejor salud y un gran estilo de vida en su espacio de laboral.

Fuente: el país

Universidad Internacional Uninter 

Ingeniería Industrial y de Sistemas de Calidad

universidad-internacional