eSIM de Apple: la innovadora tecnología de los nuevos iPhone XS #NoticiasESCAT #ISCUninter

logo-escat

 

 

 

Apple acaba de lanzar su nuevo iPhone XS con esa nueva tecnología, y muchos consumidores se preguntan qué hace a una tarjeta eSIM diferente de las “viejas” SIM que se han estado usando en los celulares todo este tiempo.

eSIM

eSIM

 

Una eSIM es una tarjeta SIM electrónica, y esa pequeña “e” significa”embedded”, que en español podría traducirse como “integrada” o “incrustada”.

Hasta ahora, se ha acostumbrado a ver esas pequeñas SIM de plástico en los teléfonos, pero con la eSIM no habrá una tarjeta como tal.

Las eSIM son pequeños chips que están incrustados dentro de tu smartphone y no se pueden eliminar.

Pero para que la eSIM funcione necesita una red u operador que la admita y habilite. Así que si se está pensando en comprar un nuevo iPhone XS (o XS Max), se necesita elegir una red compatible.

 

eSIM - SIM tradicional

eSIM – SIM tradicional

 

Con una eSIM no se necesita abrir la bandeja de la tarjeta SIM y desplazar una diminuta pieza de plástico cada vez que se quiera usar un número de teléfono diferente en un dispositivo.

Una eSIM permite tener dos números en una sola tarjeta: por ejemplo, puedes usar uno para el trabajo y otro para llamadas personales. Pero no se pueden usar los dos al mismo tiempo. Se puede incluso tener planes de voz y datos totalmente independientes.

O, si se necesita, se puede agregar una SIM con itinerancia de datos (roaming) para usarla en otro país.

 

iWatch

iWatch

 

Las eSIMs ya se han visto antes: los Samsung Gear S2 3G las usaron en 2016.

Y el Apple Watch 3 ya aprovechó todas sus ventajas: el hecho de que las eSIMs sean tan pequeñas (mucho más que una Nano SIM) las hace ideales para dispositivos ultracompactos como los relojes inteligentes.

Los teléfonos inteligentes de Google Pixel 2 también llevaban una eSIM, pero no todas las operadoras del mundo las admiten.

 

eSIM Evolution

eSIM Evolution

 

Esta tecnología no consiste simplemente en facilitar el cambio de redes o en pasar rápidamente del número personal al del trabajo sin tener que cambiar de tarjeta físicamente.

La gran ventaja de una eSIM -además de su tamaño reducido- es que es reescribible. Tan solo se necesita el software adecuado.

Así que se puede cambiar de operador, rápida y fácilmente, con una simple llamada telefónica. No se necesita esperar a que reemplacen la tarjeta SIM.

También es muy sencillo conectar varios dispositivos con una eSIM a una cuenta móvil.

 

Fuente: BBC Noticias

 

Universidad Internacional Uninter

Ingeniería en Sistemas Computacionales

Universidad Internacional